Interés General - Ocurrió en

Se disparan las cuotas de planes de autoahorro: ¿cómo darse de baja?

0

La compra de autos 0 kilómetro continúa deprimida en este arranque de 2019, con una caída del 47% hasta el 9 de enero contra igual cantidad de días de mismo mes de un año antes, según anticipó Ámbito Financiero.

En 2018 el patentamiento de autos cayó un 10,9% interanual, tras cerrar diciembre con un desplome del 40,6% con respecto a igual mes de un año antes.

En relación a los patentamientos mediante financiación, se registró una caída del 47,7% en noviembre, según último informe publicado por la Asociación de Concesionaros de Automotores de Argentina (ACARA), un dato que preocupa considerando que las ventas con prenda acaparan más del 45% del mercado.

La explicación: la suba del dólar de más del 100% durante 2018, una inflación que cerrará en ese período cerca del 45% y, consecuentemente, un incremento de más del 80% en el valor de los automóviles. Los salarios, sin embargo, avanzaron menos de un 30%.

Los planes de autoahorro –cuya cantidad se calcula en más de un millón de suscriptores– son uno de los más perjudicados con esta situación, sobre todo para los ya vigentes: las cuotas se triplicaron en algunos casos y cientos de adjudicatarios reclaman por ese aumento “abusivo”.

El presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), Alberto Príncipe, aseguró a ámbito.com que “los planes de autoahorro se caen día a día porque, sobre todo en los autos más populares, se llegó a triplicar la cuota, pero los sueldos no acompañan en la misma proporción. Para la mayoría de los suscriptores, son cuotas impagables”

Detalló que “son dos las situaciones: la persona que licitó o salió sorteado, no tiene para seguir pagando la cuota y está en condiciones de perder el auto; mientras que la que todavía no sacó el vehículo, opta por renunciar al plan, con lo que su ahorro queda en el sistema hasta terminar las 84 cuotas, que es cuando está en condiciones de recuperar su dinero”.

Los planes de autoahorro se caen día a día porque, sobre todo en el caso de los autos más populares, se llegó a triplicar la cuota”. (Alberto Príncipe, presidente de la CCA)

En simultáneo, el sector registró una caída de hasta un 80% en la suscripción de nuevos planes durante 2018.

Franco Roland, analista del sector automotriz de la consultora Abeceb, indicó a ámbito.com que “el segmento de planes de ahorro comenzó a desacelerarse con fuerza desde octubre, debido al reflejo en la cuota del salto de los precios de listas de los vehículos, sin que esto pudiera ser asumido por los suscriptores”.

La relación cuota – ingreso, en una situación normal, es de 25%. “Después de ese umbral, se está frente a un riesgo de mora”, dijo Roland. Hoy, muchos suscritores están cerca de ese porcentaje y comenzaron los problemas: se estima que unas 300.000 personas estarían teniendo algún tipo de problema para pagar la cuota en tiempo y forma.

Cómo darse de baja
Ámbito.com habló con Mario Vadillo, referente de la ONG Protectora, sobre todas las cuestiones a tener en cuenta antes de darse de baja de un plan de autoahorro.

El primer asunto a considerar es que los adjudicatarios (que ya cuentan con el bien en su poder) no pueden devolver el auto sin cancelar la deuda. Caso contrario puede haber una ejecución prendaria: el vehículo es secuestrado, rematado y en caso de que el precio de venta no alcance para cubrir el saldo deudor, éste pasa a los garantes del adjudicatario. “Es el peor escenario”, dice Vadillo.

El adjudicatario, como otra opción, puede transferir el plan de autoahorro a otra persona, pero esta operación está sujeta a la aprobación de la administradora, como acreedora, porque están involucrados garantes y la prenda.

La sugerencia de Vadillo es que la persona “siente a renegociar” esas cuotas, que se convirtieron en impagables, porque si no habrá una ola de secuestros de vehículos en todo el país, que no beneficia a nadie”.

El integrante de Protectora resaltó, por otro lado, otra cuestión: en ningún caso el valor del vehículo adquirido mediante un plan de ahorro puede ser superior al precio de lista de las terminales. Así lo dice la ley pero no se está respetando porque las concesionaria ofrecen descuentos y bonificaciones a los clientes que compran por fuera de esta modalidad”.

Mi recomendación es que los suscriptores se sienten a renegociar las cuotas”. (Mario Vadillo, referente de ONG Protectora)

En referencia a los adherentes (que aún no cuentan con el vehículo), deben notificar a la administradora del plan que decidieron darse de baja, para dejar por sentado que se pretende recuperar el dinero y para que éstas queden obligadas a comunicar el momento del reintegro del importe.

La devolución de la cuota base (la última cuota pura, actualizada al valor del último que entregó la administradora) se producirá al finalizar el plan. A ese importe se le deberá restar los gastos administrativos y –en el caso de no avisar– una multa por no haber hecho notificado la baja del plan, que llega al 4%.

La notificación de la baja por parte del adherente también debe realizarse para evitar la prescripción de ese saldo acreedor.

Vadillo puntualizó que el cambio de modelo de auto podría habilitar una recisión del plan cuando la afectación de la cuota es superior al 20% o cuando la administradora no notificó tal situación de manera fehaciente. “En estos casos, la devolución de las cuotas abonadas es inmediata y sin multa”, indicó.

Siendo adherente, también es posible transferir el plan a otra persona de manera “mucho más fácil” porque “no hay prenda”, distinto a lo que ocurre con los adjudicatarios.

Sobre el autor

Noticias Las Flores

Noticias Las Flores

Portal de noticias de la Las Flores. Toda la información actualizada las 24 horas

Deja tu comentario