Connect with us

Las Flores

50 años del temerario accidente que sufrió Andrea Vianini en Las Flores

Sin ser fatal, aquel accidente de Las Flores fue el último. Daños irreparables en sus vértebras lo postraron a una silla de ruedas con parálisis casi total. Un duro golpe que debió asumir.

Publicado

-

0

Vianini se aseguró un lugar en la historia del Turismo Carretera cuando el 16 de julio de 1967 con La Garrafa, un Bergantín con motor Chevrolet preparado por los hermanos Bellavigna, debutó y ganó en la popular categoría en un repleto autódromo de Buenos Aires.

El accidente en Las Flores

Transcurría la segunda serie de la jornada dominguera y tras el abandono de García Veiga,  Ruesch quedó en poder de la vanguardia pero,  acosado muy de cerca por Andrea Vianini. Faltando pocas vueltas para completar el recorrido, Ruesch le descontó una vuelta a Gastón Perkins, y en el momento que Vianini estaba por imitarlo se encontró con que había modificado demasiado la trayectoria ideal de la curva como para mantenerse dentro de la pista.

Cupeiro que lo seguía a Vianini a poca distancia diría “ya antes de entrar a la curva Andrea se dio cuenta de que no iba a poder doblar, y se salió al pasto, pero con tanta mala suerte que el auto se clavó y empezó a dar vueltas”

Supermercado Actual

En un primer momento se dijo que el piloto había sufrido la fractura de las dos muñecas, de dos vértebras cervicales y un golpe en el pecho cuya gravedad estaba a estimar. La realidad sería mucho más dura.

Una semana después y uniendo las declaraciones de los tres pilotos que lo seguían de cerca en el momento del accidente se pudo establecer que cuando Ruesch, Perkins, Cupeiro y Vianini corrían a 240 km y se acercaban a la curva que desemboca en la recta principal, ante el acecho de Ruesch, Perkins se corre levemente a la derecha para dejarlo pasar y facilitarle la entrada a la curva. Cuando Ruesch lo superó y Perkins volvió a buscar su línea original para tomar la curva sin advertir que Vianini venía pegado a Ruesch. Entonces Vianini por esquivar la Liebre de Perkins debió desviar su línea de marcha en la zona más crítica de la entrada a la curva.

Las ruedas del lado izquierdo tocaron levemente la banquina. En tales circunstancias el auto se cruzó totalmente, hizo 20m de costado hasta que perdió adherencia, se elevó y pasó sobre el guardarail. Cayó estrepitosamente fuera del circuito, rebotó contra el piso, se volvió a elevar, pasó cerca de una columna de alumbrado, un cartel y cayó, por última vez siempre dando vueltas.

Luego de ser trasladado a un hospital local, se dispuso su inmediato traslado en avión a la capital para ser internado en el Instituto del Diagnóstico donde se dispuso operarlo casi de inmediato al llegar. Posteriormente  Vianini fue trasladado a Italia con un final por todos conocido, quedando parapléjico.

El recuerdo de siempre para “El Tano” de cuerpo paralizado pero espíritu libre. Falleció el 22 de Mayo de 2016 en Milán, Italia.

Fuente: Carburando

Click para comentar

Deja tu comentario

Las Flores

Boca derrotó a Banfield y se consagró campeón de la Copa Diego Armando Maradona

Boca Juniors se quedó este domingompor la noche con la Copa Diego Maradona, al superar en la tanda de los penales (5-3) a Banfield, luego de que ambos equipos empataran 1-1 la final que disputaron en el estadio del Bicentenario de la ciudad de San Juan.

Publicado

-

El desarrollo del encuentro se enmarcó en la cautela por ambos lados durante los 46 minutos en los que se extendió el primer tiempo, porque si bien Boca fue el que manejó la pelota por mayor cantidad de tiempo, careció de profundidad, ya que cuando centralizó el juego perdió peligrosamente la pelota en tres cuartos de cancha, y cuando procuró perforar por los costados, Sebastián Villa se consumió más en en intenciones que hechos.

Y Banfield, que es el equipo con menor porcentaje de posesión del balón de los 24 que disputaron esta Copa Diego Armando Maradona, obviamente no se salió de ese molde de juego directo, que justamente consiste en recuperar apenas su rival supera la mitad de la cancha y lanzarse en pos del arco rival con el buen pie y la velocidad de sus volantes y delanteros.

Pero como el “Taladro” no encontró demasiados espacios para penetrar en la última línea boquense, esos 45 minutos iniciales se fueron consumiendo lejos de los arcos, a veces con el balón por los costados, otras por el medio del campo, pero casi nunca cayendo dentro de las áreas.

La mayor experiencia y jerarquía de los futbolistas boquenses, varios de cuyos titulares en la semifinal perdida en Brasil frente a Santos no estuvieron desde el arranque hoy en San Juan, fue algo que tuvieron muy en cuenta sus colegas banfileños, que paradójicamente y por circunstancias opuestas, parecieron compartir ese temor a perder.

Supermercado Actual

Es que si bien Boca iba por su septuagésimo título y Banfield recién por el tercero, y eso considerando que el primero lo había conseguido hace más de un siglo, en 1920, cuando al profesionalismo le faltaban todavía 11 años para llegar al fútbol argentino, ese referido encuentro con Santos para el “xeneize” y el premio de ir a la Libertadores para el “Taladro” conjugaban dos elementos de presión para ambos.

Dentro de esos cambios que propició el técnico Miguel Ángel Russo estuvo uno obligado de Carlos Tevez (entró Mauro Zárate) porque recién llegó pasado el mediodía de hoy a San Juan porque su padre adoptivo está atravesando un delicado estado de salud, pero por contrapartida la inclusión del colombiano Edwin Cardona, cuya presencia había sido reclamada en Brasil, le dio, pese a su ritmo cansino, el fútbol que le faltó entonces.

Y si bien todas esas y otras variantes (también salió Franco Soldano para que entrara otro muy pedido en Vila Belmiro como Ramón Ábila) como como la de Nicolás Capaldo por Diego González no le aportaron demasiado al equipo en el primer tiempo y tampoco lo estaban haciendo en el segundo, un gesto individual de Cardona rompió el molde de un partido uniforme en cuanto a las chances de desnivelar para uno y otro.

Iban 18 minutos del segundo período cuando el colombiano recibió de izquierda a derecha de Zárate, enganchó al medio para sacarse de encima una marca cercana y con un furibundo derechazo quebró la resistencia de su compatriota Mauricio Arboleda.

Ese golazo con el que justificó su presencia en este híbrido Boca de Russo le costó caro sin embargo al nacido en Medellín hace 28 años, porque el esfuerzo del remate lo terminó lesionando en el aductor derecho, e inmediatamente debió salir para dejarle su lugar a Eduardo Salvio, otros de los excluidos por Russo que había sido titular en Brasil.

De allí en adelante el encuentro se planteó como más le gusta a Boca y menos a Banfield, que nunca asume el protagonismo de los partidos, sino que, como quedó dicho, prefiere generar espacios desde el repliegue para después producir con pases profundos, cambios de frente precisos y perforaciones por los costados.

Por contrapartida a Boca, como es la característica de los equipos de Russo, el repliegue y la contra son las aguas en las que mejor se mueven, y este equipo “xeneize” no es la excepción, aunque al final de la temporada le terminó alcanzando para llegar a la final del torneo autóctono pero no de la Libertadores.

Sin embargo en los últimos instantes del partido Boca se quedó con nueve hombres por la expulsión de Emmanuel Mas y la lesión del ingresado Diego González cuando ya se habían producido los cinco cambios, y en la última jugada del encuentro, en el sexto minutos de descuento, un ex-River como Luciano Lollo logró el empate con un cabezazo.

Después llegaron los penales y un remate desviado del siempre cumplidor Jorge Rodríguez y el acierto de los cinco pateadores boquenses, el último Julio Buffarini, que se irá de Boca por no haber llegado a un acuerdo contractual, le permitió a los “xeneizes” ofrecerle también este título a quien fuera su hincha más célebre, el que le dio el nombre a este torneo tras su fallecimiento, Diego Maradona.

El triunfo, en definitiva, dentro de una final tan chata como lo fue todo este primer torneo organizado por la Liga Profesional de Fútbol, “solamente” le sirvió a Boca para alcanzar el número redondo de 70 títulos, y para Tevez, que ingresó faltando siete minutos, de incrementar sus logros con la camiseta auriazul a 11, y a 29 en toda su carrera.

El final para Banfield, primer club del fútbol argentino presidido por una mujer (Lucía Barbuto) en alcanzar una final de campeonato, le impidió alcanzar su tercer título, que en el último partido también habría sido contra Boca como en los dos anteriores, en aquel de 1920 como en el Apertura de 2009. Y se quedó sin la chance de jugar la Libertadores. Para los de la Ribera la conquista no significaba tanto.

Continuar Leyendo

El florense, Laureano Rosas dominó en la montaña y se llevó la Clásica Villavicencio

El florense, Laureano Rosas (Transporte Puertas de Cuyo) se quedó con la victoria en la Clásica Villavicencio 2021, sobre un trazado de 141 kilómetros entre la Plaza Marcos Burgos, en Las Heras, y la Recta de Vialidad, en la Reserva Natural Villavicencio.

Publicado

-

La jornada dominguera tuvo un ciclismo de alto nivel, con la presencia de ciclistas de seis equipos Continentales del país. Daniel Lucero (Municipalidad de Rawson) protagonizó la fuga más interesante en el camino hacia Costa de Araujo, comandando en solitario y llevándose la pasada especial Homenaje a Luis Curallanca.

Una vez neutralizado, en el regreso por ruta 34, el pelotón mantuvo el control y un ritmo alto, pero nunca enfilaron el lote. Sabían que lo más duro aún estaba por venir. A pesar de ello, Pablo De la Barrera (Municipalidad de Godoy Cruz) salió al ataque y pisó ruta 40 en vanguardia. El bonaerense ‘Candú’ hizo frente al grupo principal y se escapó, manteniendo su aventura hasta los últimos 35 kilómetros.

Nuevamente, los continentales de Rawson atacaron desde el grupo y enviaron al frente a Sergio Aguirre, quien se pegó al combativo Bruno Contreras (Team Venzo). El dúo hizo camino, con el sanjuanino llevándose la meta de montaña en el Monumento de Canota. El corte aprovechó la pasividad del pelotón, que recién logró capturarlo en Agua de Pajaritos, a 6.000 metros del final.

Una vez allí, las aceleraciones de Franco Vecchi (Municipalidad de Godoy Cruz) y Nahuel Méndez (Municipalidad de Rawson) terminaron de destrozar el lote de favoritos, quedando el lavallino al frente junto a Laureano Rosas (Transporte Puertas de Cuyo), Nicolás Tivani (Agrupación Virgen de Fátima), Mauro Domínguez (Municipalidad de Pocito), el guaymallino Alejandro Durán y Nicolás Traico (SEP).

Supermercado Actual

Domínguez y Traico se movieron en un par de ocasiones, aunque el más inquieto era Rosas, quien parecía tener un poco más de energía. Incluso, desde atrás apareció Emiliano Ibarra (Transporte Puertas de Cuyo) y se ilusionó con la victoria a 1 km de meta. Traico neutralizó el movimiento y todo terminó decidiéndose en los últimos metros, con un contundente triunfo de Laureano Rosas, quien ya había festejado en el GP Aserradero Bucci.

Entre los Juveniles, Joaquín Vega (Red Yañez) alzó los brazos en la exigente subida. Por su parte, Maribel Aguirre (Ladies Power) festejó entre las Damas y Ariel Valdez hizo lo propio entre los Master, cerrando una jornada de muchas emociones.

Elite, Sub 23 y Junior:

1. Laureano Rosas (Transporte Puertas de Cuyo)
2. Nicolás Tivani (Agrupación Virgen de Fátima)
3. Alejandro Durán (SEP San Juan)
4. Nahuel Méndez (Municipalidad de Rawson)
5. Nicolás Traico (SEP San Juan)
6. Emiliano Ibarra (Transporte Puertas de Cuyo)
7. Gonzalo Gili (MyG Servicios Petroleros)
8. Mauro Domínguez (Municipalidad de Pocito)
9. Fernando Contreras (Team Venzo)
10. Emanuel Martínez (Municipalidad de Guaymallén)

Foto: Franco Xavier Videla (Xavier Photo & Press) | Prensa ACM

Continuar Leyendo

Las Flores

El Zorrito Córdoba le ganó a Martín Coggi y se quedó con el título argentino superligero

Martín Coggi, ex campeón sudamericano y latino e hijo del ex campeón mundial Juan Latigo Coggi, no pudo hacerse del título argentino superligero

Publicado

-

El Principito Martín Coggi, excampeón sudamericano y latino, no pudo hacerse del título argentino superligero, al caer en la noche del sábado ante su propietario, el bonaerense Daniel Córdoba, por puntos en fallo unánime tras diez rounds.

Los jueces de la pelea en el Microestadio Municipal de Hurlingham vieron ganador al Zorrito con los siguientes guarismos: Jesuan Letizia 100-90, Alejandro Bokser 98-92 y Ángel Gorreri 100-90.

Coggi, de 37 años, hijo del excampeón mundial Juan Latigo Coggi, quedó con una foja de 37 peleas ganadas (18 ko), 10 derrotas, 3 empates y 1 sin decisión.

Córdoba, de 26 años, (14-6-0-2 sd, 2 KOs), llevó a cabo con éxito la primera defensa del cinturón que se calzó el pasado 21 de febrero al doblegar al entonces invicto bonaerense Nicolás Andino en fallo unánime.

Supermercado Actual

Continuar Leyendo

tendencia