Connect with us

Capital Federal

Vacunarán a docentes en febrero para que las clases se inicien “con mayor presencialidad”

Nicolás Trotta ratificó el inicio del calendario escolar en las fechas previstas y recordó que los docentes se encuentran en el sector prioritario para la vacunación. Sostuvo la necesidad de darle prioridad a la escuela y la presencialidad.

Publicado

-

0

El proceso de vacunación contra el coronavirus para los docentes empezará el mes próximo con la segunda partida de la vacuna Sputnik V aseguró hoy el ministro de Educación Nicolás Trotta y ratificó el inicio del calendario escolar en las fechas previstas para que la presencialidad “sea el ordenador del sistema educativo en el 2021”.

“En febrero vamos a empezar el proceso de vacunación de nuestros docentes, estamos trabajando en toda la agenda de vacunación con cada una de las jurisdicciones y ahí es fundamental establecer dentro de lo que es la priorización la vacunación del sector docente”, dijo a Télam el ministro Nicolás Trotta.

En este sentido, el Ministerio de Educación empezó a planificar con la cartera de Salud la vacunación a los docentes y se estima que se hará con la segunda partida de la vacuna Sputnik V.

“La vacunación irá de la mano de la apertura de las escuelas para asegurar el derecho a la educación en 2021”, aseguró el ministro y agregó que “hay que destacar que el gobierno fijó como prioridad de vacunación al sector docente, algo que no todos los gobiernos hicieron como por ejemplo Australia y Finlandia”.

Supermercado Actual

Trotta ratificó la vigencia del calendario escolar que se fijó en todo el país, en donde 17 provincias empezarán las clases el 1 de marzo próximo; la Ciudad de Buenos Aires, el 16 de febrero; Jujuy, el 22 de ese mes; Formosa, el 2 de marzo y Neuquén; y Río Negro, el 3 de marzo.

Para planificar el inicio del ciclo lectivo, Trotta iniciará a partir del lunes una recorrida por todas las provincias para entrevistarse con gobernadores y ministros con el fin de tratar temas como la reorganización de los contenidos pedagógicos y la infraestructura escolar con los protocolos necesarios, entre otros puntos.

“Es fundamental ser claros respecto al aprendizaje que hemos tenido en el 2020, avanzamos con los protocolos y la guía epidemiológica. Ahora hay que darle prioridad a la escuela contemplando la enorme dificultad que tuvimos el año pasado“, aseguró Trotta.

El ministro aseguró que “más allá de que la vacuna no es condición indispensable, la priorización al sector docente fortalecerá la presencialidad”.

Explicó que la evidencia construida en base a la evolución del virus y también las provincias que ya han iniciado un proceso de presencialidad en el 2020 “implica un aprendizaje institucional, en marzo de este año tendremos un conocimiento muy distinto al que teníamos en marzo del año pasado”

Respecto a la posibilidad de iniciar el ciclo lectivo solo para los alumnos más rezagados ante la eventualidad de no poder completarse la vacunación para todos los docentes en marzo, Trotta destacó que se contemplará “todas las posiciones pero es clara la voluntad del Gobierno de articular con todas las jurisdicciones para que la presencialidad sea el ordenador del sistema educativo”.

“Con todas las provincias vamos a trabajar protocolos y guías epidemiológicas, si hace falta alguna actualización de cada una de ellas lo haremos, pero en este ciclo lectivo tenemos que poner en valor toda la evidencia y la experiencia que se ha ganado incluyendo la presencialidad, donde la mitad de las provincias tuvieron esquemas de asistencia a clases”, detalló el ministro.

El funcionario indicó que se proyecta la presencialidad “pero una presencialidad cuidada, no renunciamos a ello “.

Trotta manifestó la necesidad este año de “priorizar la escuela para que si hay que tomar decisiones respecto a la restrición de alguna actividad no impacten en ella, fundamentalmente, respecto al tema recreativo y a los cuidados individuales, la escuela puede ser un espacio seguro cuando la realidad epidemiológica lo permita aplicando los protocolos”.

El Ministerio de Educación planifica, además, realizar dos operativos para evaluar el sistema educativo, uno de ellas una muestra censal, en el último trimestre de este año, mientras que aplicará el programa Acompañar en cada provincia como un factor que ayude al reordenamiento pedagógico.

“Las decisiones de cómo se reordenarán los contenidos pedagógicas se tomarán en el marco del Consejo Federal, para lo cual iniciaremos antes las visitas a las provincias. está tambien como elementos a tener en cuenta en este sentido las jornadas extendidas en las escuelas que se puedan aplicar”, manifestó el ministro.

En esa recorrida, Trotta visitará escuelas, obras de infraestructura, universidades; y mantendrá encuentros con comunidades educativas.

También entregará notebooks y tarjetas bancarias a directivos de escuelas que reciben fondos del convenio por Covid-19 para mejoras y refacciones de infraestructura.

Click para comentar

Deja tu comentario

Capital Federal

El presidente Alberto Fernández recibió la primera dosis de la vacuna Sputnik V

Publicado

-

El presidente Alberto Fernández recibió esta mañana en el Hospital Posadas la primera dosis de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19. La vacuna fue aplicada en su brazo izquierdo por Marcela Yanni, licenciada en enfermería.

El mandatario nacional reafirmó la seguridad y eficacia de la vacuna y reiteró que su prioridad es que llegue a la mayoría de los argentinos en el menor tiempo posible.

En ese marco, el Jefe de Estado indicó que quiere contar con todas las vacunas que estén a disposición y destacó el trabajo realizado para lograr la aprobación que finalmente ANMAT dio ayer a la vacuna Sputnik V para los mayores de 60 años. 

Fernández también agradeció al personal de salud por su lucha contra la pandemia y a quienes están involucrados en el desarrollo y distribución de la vacuna.

Supermercado Actual

Continuar Leyendo

Capital Federal

Prorrogan la prohibición de despedir empleados y el pago de la doble indemnización

La medida será por 90 días y fue resuelta por la “emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social establecida por la cuarentena obligatoria para contrarrestar el coronavirus”.

Publicado

-

Las empresas privadas no podrán despedir empleados sin causa justa

El Gobierno nacional decidió prorrogar por 90 días la vigencia de la normativa que prohíbe los despidos y extender la obligatoriedad del pago de una doble indemnización para los casos de cesantía por todo el año 2021, informaron fuentes oficiales.

Los portavoces dijeron a Télam que la medida estará contenida en un decreto que está a la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

De este modo, las empresas privadas no podrán despedir empleados sin justa causa ni por razones de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo, como ya está vigente.

“La medida va a oficializarse en breve”, señalaron a Télam fuentes oficiales, en referencia a una pronta publicación de la prórroga en el Boletín Oficial.

Supermercado Actual

Esta extensión de la medida condice con lo dispuesto desde el comienzo de la pandemia de coronavirus y ante la intención de algunas compañías de echar personal por la retracción de la actividad.

El primer decreto rigió desde el 1° de abril, luego se dispuso una prórroga desde el 1° de junio y hubo una tercera disposición a partir del 1° de diciembre.

La medida fue resuelta por la “emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social establecida por la cuarentena obligatoria para contrarrestar” la pandemia de coronavirus.

De acuerdo con el Decreto 891/2020, publicado en el Boletín Oficial, la prohibición de despidos y suspensiones finalizaba el 29 de enero próximo, por lo que el Gobierno decidió prorrogar la medida durante la reunión de Gabinete Económico que se realizó hoy.

“La pandemia de Covid-19 ha producido una merma considerable en la actividad económica a nivel mundial de la que nuestro país no se encuentra exento, por lo cual se entiende necesario y conveniente -más allá de las particularidades de cada región-, prorrogar la normativa existente respecto de la prohibición de despidos”, había expresado el Gobierno en esa última prórroga.

La prohibición de despidos fue ordenada inicialmente el 31 de marzo último, por medio del DNU 329/2020, en la primera etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) dispuesto por la pandemia.

El Gobierno fundamentó entonces la prórroga de la prohibición de efectuar despidos en la puesta en marcha de una “serie de medidas que tienen como objetivo ayudar a las empresas a sobrellevar los efectos de la emergencia”.

Entre esas medidas el Gobierno incluyó la “postergación o disminución de diversas obligaciones tributarias y de la seguridad social, la asistencia mediante programas específicos de transferencias de ingresos para contribuir al pago de los salarios y la modificación de procedimientos para el acceso a estos beneficios”.

También mencionó las “garantías públicas con el fin de facilitar el acceso al crédito de micro, medianas y pequeñas empresas (MiPyMES)”.

Asimismo, el Gobierno consideró “indispensable continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un diálogo social en todos los niveles y no con medidas unilaterales de distracto laboral, que no serán más que una forma de agravar los problemas que el aislamiento social, preventivo y obligatorio procura remediar”.

Continuar Leyendo

Capital Federal

El Gobierno reglamentó la Ley de Teletrabajo: claves, detalles y cuándo comienza a regir

La ley entrará en vigor recién 90 días después de que el Ministerio fije la fecha del inicio del régimen de transitoriedad.

Publicado

-

Por medio del decreto 27/2021 publicado este miércoles en el Boletín Oficial, el gobierno de Alberto Fernández reglamentó parcialmente la Ley de Teletrabajo. Muy resistida por el sector empresarial, la iniciativa busca brindar un marco de protección a los miles de trabajadores que a partir de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus Covid-19 comenzaron el año pasado a desarrollar sus actividades de manera remota desde sus hogares.

En su primer artículo se aclara que las disposiciones de esta ley “no serán aplicables cuando la prestación laboral se lleve a cabo en los establecimientos, dependencias o sucursales de las y los clientes a quienes el empleador o la empleadora preste servicios de manera continuada o regular, o en los casos en los cuales la labor se realice en forma esporádica y ocasional en el domicilio de la persona que trabaja, ya sea a pedido de esta o por alguna circunstancia excepcional”.

El decreto, que lleva las firmas del Presidente; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y del ministro de Trabajo, Claudio Moroni dejó sin reglamentar los artículos 2, 3 y 4 que contemplan al contrato de teletrabajo, los derechos y obligaciones y la jornada laboral.

En cuanto al derecho a la desconexión digital, en el artículo 5 el Gobierno aclaró que “cuando la actividad de la empresa se realice en diferentes husos horarios o en aquellos casos en que resulte indispensable por alguna razón objetiva, se admitirá la remisión de comunicaciones fuera de la jornada laboral. En todos los supuestos, la persona que trabaja no estará obligada a responder hasta el inicio de su jornada”.

Supermercado Actual

El empleador no podrá además establecer incentivos condicionados al no ejercicio del derecho a la desconexión mientras que “los incrementos vinculados a la retribución de las horas suplementarias no serán considerados incentivos”.

En cuanto a las tareas de cuidado en su hogar que deba realizar el teletrabajador, se aclaró que el trabajador “que ejerza el derecho a interrumpir la tarea por razones de cuidado deberá comunicar en forma virtual y con precisión el momento en que comienza la inactividad y cuando esta finaliza. En los casos en que las tareas de cuidado no permitan cumplir con la jornada legal o convencional vigente se podrá acordar su reducción de acuerdo a las condiciones que se establezcan en la convención colectiva”.

Tampoco en este caso el empleador podrá establecer incentivos condicionados al no ejercicio del derecho a interrumpir la tarea por razones de cuidado y “los empleadores y las empleadoras y los trabajadores y las trabajadoras deberán velar por un uso equitativo, en términos de género, de las medidas dispuestas en este artículo, promoviendo la participación de los varones en las tareas de cuidado”.

Uno de los puntos de la ley que más inquietó al sector empresarial fue el de la reversabilidad de la modalidad de teletrabajo ante el pedido del trabajador. El Gobierno dispuso en la reglamentación de este punto que una vez “recibida la solicitud de la persona que trabaja, con la sola invocación de una motivación razonable y sobreviniente, el empleador o la empleadora deberá cumplir con su obligación en el menor plazo que permita la situación del o de los establecimientos al momento del pedido. En ningún caso dicho plazo podrá ser superior a 30 días. A los efectos de evaluar la imposibilidad de cumplir con esta obligación se tendrá especialmente en cuenta el tiempo transcurrido desde el momento en que se dispuso el cambio de la modalidad presencial hacia la modalidad de teletrabajo”.

En tanto aquellos trabajadores que “hubiesen pactado la modalidad de teletrabajo desde el inicio de la relación laboral no pueden revocar su consentimiento ni ejercer el derecho a que se les otorguen tareas presenciales, salvo lo dispuesto en los Convenios Colectivos del Trabajo o en los contratos individuales”.

En sus artículos 9 y 10 el decreto aclara que la provisión de elementos de trabajo no es remuneratoria así como tampoco lo es la compensación de gastos, “aún sin comprobantes”. De esta manera, estas cuestiones “no integran la base retributiva para el cómputo de ningún rubro emergente del contrato de trabajo, ni contribuciones sindicales o de la seguridad social”.

Además, en ambos casos, siempre y cuando la relación entre ambas partes “no se encuentre abarcada en el ámbito de aplicación de una convención colectiva”, puedan acordar entre ellas las pautas para su determinación.

La ley preveía su entrada en vigencia 90 días después de la finalización del período de vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno el 20 de marzo pasado la pandemia. En el actual contexto epidemiológico, en etapa de distanciamiento social, según la reglamentación publicada hoy en el Boletín Oficial será el Ministerio de Trabajo el que dicte una resolución fijando la fecha de inicio del cómputo de los 90 días indicados para que comience a regir la ley.

Continuar Leyendo

tendencia