Interés General - Ocurrió en

Las Flores cierra por vacaciones

0
Pasó enero y miramos con expectativa lo que viene. En el recién pasado 2012 ¿escucharon comentarios como éstos?: “no hay un mango”; “viene brava la mano eh”; “no entra nadie” (negocio); “cada vez se vende menos”; etc.. Y la “incertidumbre del rumbo económico” era comentario corriente en cuanto lugar uno estuviera. Pero ¡¡OH SORPRESA!! llegó enero y las vacaciones de casi todo el mundo fueron la “vedette” del mes que se fué.

Ironías aparte, qué bueno es que la gente tenga su merecido descanso y pueda plasmarlo en viajar y disfrutar. Los empleados lo merecen, los patrones lo merecen, todos nos merecemos las vacaciones; pero estaría bueno también que aprendamos que “llorando” nadie nos va a dejar una limosna extra en la puerta… Por otro lado, “lloraste” todo el año y cerraste más de 15 días por vacaciones y publicás tu viaje con fotos en las redes sociales; mmmm; te va a pasar lo del cuento del lobo y las ovejas (ésto textualmente se lo escuché a un cliente en un comercio céntrico).

Fuera de todo lo dicho, muchos quedamos en éste pago chico, no nos fuimos, y uno empieza a pensar que sería bueno que desde los ámbitos públicos-oficiales se trabaje a lo largo del año para que “haya vida después de Las Flores Canta”. No puedo dejar de mencionar (como lo hice en mi primer artículo) la necesidad de trabajar en la infraestructura del balneario en la laguna por ejemplo y así aprovechar íntegramente éste espacio público para promocionarlo como corresponde. En esa materia estamos en deuda e inclusive vemos con sana envidia a ciudades como Monte, General Belgrano o Rauch (por mencionar algunas) que cobran vida en temporada estival. ¿Y el sector privado?, buena pregunta, también brilla por su ausencia salvo honrosas excepciones. El tema de la inversión privada será punto clave para algún próximo artículo.

Febrero hará que la ciudad empiece a “tomar vida”, especialmente de la mano de los preparativos escolares; pero tratemos de pensar con tiempo y trabajar durante todo el año para que en enero del 2014 no tengamos que cerrar la ciudad por vacaciones.

Sobre el autor

Deja tu comentario